Muchas veces pensamos haber tomado el camino equivocado

Muchas veces pensamos haber tomado el camino equivocado, podemos lamentarnos por decisiones tomadas que nos han traído consecuencias que hubiésemos preferido no vivir, podemos lamentar el tiempo invertido en algo… Podemos arrepentirnos y culparnos, así no sea con papel protagónico, podemos sentir esa nostalgia por algo perdido o por caminos no recorridos.
Sin embargo, es importante concientizar que nada nos ocurre de manera casual, que todo tiene una razón y que cada una de nuestras experiencias, de nuestras relaciones, de nuestros pasos, tiene la intención de ubicarnos exactamente en lo que debemos vivir, para nuestro crecimiento, para mirar a través de nuevos cristales, para valorar la vida y sus milagros.
Debemos confiar en el proceso de la vida, evidentemente no se trata de cruzarnos de brazos, esperando que lo que tengamos que vivir pase a través de nosotros, no, nuestros tránsitos están ajustados a nuestro crecimiento, al provecho que saquemos de nuestras experiencias y mientras mayor provecho le saquemos al tiempo que puede ser una limitante, estaremos seguramente frente a experiencias mucho más retadoras, que nos impulsen a sacar de nosotros lo mejor y rescatar en cada una de las cosas lo positivo.
No debemos recriminar de nuestro pasado, lo que hicimos en su momento fue lo único que pudimos haber hecho con los recursos y el conocimiento que poseíamos, así que aparte de ser un desgaste energético es totalmente inútil revisar el pasado para sentir culpas o remordimientos, para recordar penas o desear tomar venganza. Solo debemos utilizar nuestro pasado con fines prácticos, aprender lo más posible de él, ver cuánto hemos crecido y qué fortalezas hemos desarrollado.
Por más enigmática que pueda resultar la vida, no debemos perder de vista el propósito principal:
¡Ser felices! A pesar de, incluso con… Debemos aprender a mantener nuestra serenidad a pesar de la tormenta, no buscar afuera lo que solo está en nuestro interior, nunca nada, ni una propiedad, ni una cuenta bancaria, ni un logro, ni el mayor orgullo, será causante de felicidad real, todo ello nos llena de alegría, de emociones positivas, pero resultan ser puntuales y siempre nos quedaremos con esa sensación de “ah, ya lo tengo… ¿y ahora?” y así vamos como conejos detrás de su zanahoria buscando la felicidad en los sitios o momentos equivocados.
La felicidad es el producto de una perspectiva cargada de mayor consciencia, donde podemos apreciar cada momento y aceptarlo tal y como es, sin pretender que sea diferente. La felicidad es esa ausencia de resistencia ante lo que no es como queremos, es poder dar lo mejor de nosotros en pro de lo que queremos, apostando siempre por el hecho de que quizás no podamos cambiar algo en particular, pero que al cambiar nuestra manera de verlo, ya sentiremos la paz necesaria para transitar cualquier situación.
Relájate, estás en el único sitio en el que podrías estar, disfruta, aprende, crece, ama y déjate amar.

Autor: Sara Espejo

Mejorando mi autoestima. Como se puede hacer ?

La autoestima está conformada por pensamientos, sentimientos y opiniones que tenemos sobre nosotros mismos. Esto significa que la autoestima no es fija. Puede cambiar, según la manera en la que pensamos. Con el transcurso del tiempo, los hábitos de pensamientos negativos sobre nosotros mismos pueden hacer caer la autoestima.
A veces, las personas ni siquiera se dan cuenta de que tienen pensamientos tan negativos acerca de sí mismos. Pero una vez que tomes consciencia y sepas que la manera de pensar depende de ti, puedes cambiar la manera de pensar. Y cambiar el modo de pensar acerca de ti mismo cambia la manera en que te sientes contigo.
Por eso, si quieres s entirte mejor contigo mismo, prueba algunas de estas cosas:
Maneja tus críticas internas.Sé consciente de las críticas que te haces a ti mismo. ¿Le hablarías así a tu mejor amigo? Una voz interna severa simplemente nos puede demoler. Si tienes el hábito de pensar críticamente sobre ti mismo, reentrénate y transforma estos pensamientos negativos y desagradables en comentarios más constructivos.
Concéntrate en lo que te está yendo bien. ¿Estás tan acostumbrado a concentrarte en tus problemas que son lo único que ves? La próxima vez que te encuentres fijándote en los problemas y las quejas que tienes de ti mismo o de tu día, busca algo positivo para contrarrestarlo. Todos los días, escribe tres cosas buenas acerca de ti mismo y/o tres cosas buenas que sucedieron ese día debido a un acto o un esfuerzo tuyo.
Apunta al esfuerzo más que a la perfección. Algunas personas se refrenan por su propia presión para ser perfectas. No logran cosas porque no lo intentan. Si piensas: "No voy a presentarme a la audición para la obra porque probablemente no me den el papel principal", seguramente ese rol lo obtendrá otra persona.
Piensa en los errores como en oportunidades de aprendizaje.Acepta que cometerás errores. Todos lo hacen. Forman parte del aprendizaje. En lugar de pensar "Siempre hago las cosas mal", recuérdate a ti mismo que eso no ocurre siempre sino que es lo que ocurrió en esta situación específica. ¿Qué puedes hacer de manera diferente la próxima vez?
Modifica los pensamientos que te hacen sentir inferior. ¿Con frecuencia te comparas con otros y terminas sintiéndote menos talentoso o realizado? Sé consciente de lo que estás pensando. Algo como: "Es mucho mejor que yo. No soy bueno en el basquetbol. Tendría que dejar de jugar", te llevará a sentirte inferior y a no sentirte bien contigo mismo.
Recuérdate que todos se destacan en diferentes cosas.Concéntrate en lo que haces bien y celebra el éxito de los otros. Pensar algo más similar a "Ella es una gran jugadora de basquetbol; pero la realidad es que yo soy mejor para la música que para los deportes. Aun así, continuaré jugando porque lo disfruto" te ayudará a aceptarte a ti mismo y a sacar lo mejor de la situación.
Prueba nuevas cosas y date el crédito. Experimenta con diferentes actividades que te ayuden a conectarte con tus talentos. Después, enorgullécete de tus nuevas habilidades. Piensa en los buenos resultados. Por ejemplo: ¡Me anoté en atletismo y descubrí que soy bastante rápido! Estos pensamientos positivos se transforman en buenas opiniones de ti mismo y mejoran tu autoestima.
Reconoce lo que puedes y lo que no puedes cambiar. Si te das cuenta de que no estás feliz con algo de ti mismo, puedes cambiarlo (por ejemplo, tener un peso saludable); comienza hoy mismo. Si se trata de algo que no puedes modificar (como tu altura), trabaja para aceptarlo. Obsesionarte con las "fallas" puede sesgar tu opinión de ti mismo y bajarte la autoestima. La mayoría de las veces, ¡las demás personas ni siquiera notan esas cosas!
Establece metas. Piensa en lo que te gustaría lograr. Después, haz un plan para determinar cómo lograrlo. Respeta tu plan y lleva un registro de tus avances. Entrena a la voz de tu conciencia para que te recuerde lo que estás logrando. Por ejemplo: "He estado siguiendo mi plan de hacer ejercicio físico todos los días durante 45 minutos. Me siento bien por haber cumplido la promesa que me hice a mí mismo. Sé que puedo continuar así".
Enorgullécete de tus opiniones y tus ideas. No tengas miedo de expresarlas. Si alguien no está de acuerdo, no está haciendo una reflexión sobre lo que vales o sobre tu inteligencia. Esa persona simplemente ve las cosas de otro modo.
Acepta los elogios. Cuando tenemos la autoestima baja, es fácil pasar por alto las cosas buenas que la gente dice de nosotros. Cuando alguien nos dice algo agradable, no lo creemos. Al contrario, pensamos "... si, pero no soy tan bueno..." y silenciamos el elogio. En lugar de eso, acepta un elogio, aprécialo y tómatelo en serio. Haz elogios sinceros tú también.
Ayuda a alguien. Ayuda a estudiar a un compañero de clase que tenga problemas, ayuda a limpiar tu vecindario, participa de una recolección de fondos para una buena causa u ofrécete como voluntario  de alguna otra manera. Cuando puedas ver que lo que haces marca una diferencia, tu opinión positiva de ti mismo crecerá y te hará sentir bien. Eso es la autoestima.
¡Haz ejercicio físico! Estar activo y en forma ayuda a sentirse bien con uno mismo. ¡Aliviarás el estrés y, además, estarás más saludable!
Relájate y diviértete. ¿Alguna vez piensas cosas como: "si fuese más atractivo, tendría más amigos"? Los pensamientos de este tipo pueden abrir un camino hacia la baja autoestima porque se centran en lo que no es perfecto en lugar de sacar lo mejor de la realidad. Pasa tiempo con personas a las que quieras, haz las cosas que amas y concéntrate en lo que está bien. Esto te ayudará a sentirte bien contigo mismo, tal como eres.

UN Hermoso poema de Jorge Luis Borges, Con el tiempo aprendí

UN Hermoso poema de Jorge Luis Borges, Con el tiempo aprendí
Con el tiempo aprendí la sutil diferencia que hay entre tomar la mano de alguien y encadenar un alma.
Con el tiempo aprendí que el amor no significa apoyarse en alguien y que la compañía no significa seguridad.
Con el tiempo…empecé a entender que los besos no son contratos, ni los regalos promesas.
Con el tiempo aprendí que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.
Con el tiempo…te das cuenta de que casarse solo porque “ya urge” es una clara advertencia de que tu matrimonio será un fracaso.
Con el tiempo comprendí que solo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.
Con el tiempo te das cuenta de que si estas al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.
Con el tiempo te das cuenta de que los amigos verdaderos valen mucho más que cualquier cantidad de dinero.
Con el tiempo entendí que los verdaderos amigos se cuentan con los dedos de la mano, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado solo de amistades falsas.
Con el tiempo aprendí que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.
Con el tiempo aprendí que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es solo de almas grandes…
Con el tiempo comprendí que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.
Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.
Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona, es irrepetible.
Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado.
Con el tiempo aprendía construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana, es demasiado incierto para hacer planes.
Con el tiempo comprendí que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.
Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.
Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añoraras terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.
Con el tiempo aprendí que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo…. ante una tumba…, ya no tiene ningún sentido…
Pero desafortunadamente…esto solo lo entendemos con el tiempo.
Jorge Luis Borges 

Los Seis PRINCIPIOS para destacar en el MARKETING DIGITAL

Como Destacar en Marketing Digital

El marketing digital evoluciona mucho más rápido de lo que somos capaces de asumir su evolución, por lo que uno de los grandes retos que tenemos es como mantenernos a la cabeza en sus plataformas y ser relevantes en un entorno tan cambiante. Por ello quiero hablarte de 6 principios que debes tener presente y aplicar en tu día a día.

1.Práctica la cultura del aprendizaje

Aprender día a día ya no es una opción sino una obligación si quieres sacar el máximo partido del marketing digital. Es por ello que debes dedicar diariamente mínimo una hora a formarte y permanecer actualizado de las novedades del sector.

2.Aprende de los errores

Que vas a cometer errores es lo único que te puedo asegurar que va a suceder, por lo que ya que va a pasar intenta sacar el máximo provecho de ellos, por lo que analiza en aquellas acciones que no te han funcionado la razón para minimizar la falta de buenos resultados en nuevas campañas.

3.Se curioso

Solo podemos ser buenos en aquello que nos gusta, pero que algo te guste no te asegura ser bueno, por lo tanto debes ser extremadamente curioso para estar receptivo a nueva información y oportunidades de mejora. Creo que la curiosidad es un hábito que se desarrolla y que te ayuda a encontrar soluciones a múltiples problemas desde distintos puntos de vista, por lo que sin curiosidad no hay evolución.

4.Experimenta constantemente

La experimentación es parte del éxito y de la evolución positiva de tus acciones de marketing digital. Por lo tanto hacer experimentos constantes con todo aquello que se te pase por la cabeza o que veas incluso en otras industrias, debe ser una de tus máximas prioridades sabiendo que ese tiempo quizá no sea rentable en el corto plazo, pero si lo será en el medio y largo plazo.

5.Se proactivo

Una de las frases que intento aplicar desde hace muchos años es, prefiero pedir perdón a pedir permiso, o dicho de otro modo no quiero dejar de hacer cosas a la espera de la confirmación de otras personas, y esto lo relaciono directamente con la proactividad.
Puede que estés pensando que si trabajas en una empresa esto no sea posible puesto que ciertas personas antes de hacer algo te obliguen a tener su permiso, si es así obviamente no hay otra cosa que puedas hacer, pero cada día son más las empresas que integran nuevos modelos de management pensando en una mayor flexibilidad y más enfocada en la consecución de resultados basados en la confianza depositada en sus empleados.

6.Encuentra un mentor

Creo que no se puede conseguir lo mejor si no te rodeas de gente que te aporte su visión y otros puntos de vista, y esto es aplicable tanto al marketing digital como para cualquier otra disciplina. Por ello mi sugerencia es que busques alguna persona que pueda actuar de mentor con tus campañas y acciones y te ayude a tener un segundo punto de vista, y te aporte nuevas ideas que te ayuden a catapultar tus acciones de marketing digital a lo más alto.

derecho registrado

Licencia de Creative Commons .
planetaperu.pe
estamos en

Compartir

Maps

BLOG DE CESAR ZURITA CH PROTEGIDO CON LICENCIAS

MyFreeCopyright.com Registered & Protected