Brasil multó a Chevron por USD 28 millones por derrame de crudo...



El gobierno de Brasil  multó este lunes a la petrolera estadounidense Chevron por 50 millones de reales (unos 28 millones de dólares) por el derrame de petróleo frente a la costa de Rio de Janeiro, informó Carlos Minc, secretario estadal de Medio Ambiente.
La petrolera estadounidense Chevron recibió una multa por 50 millones de reales (unos 28 millones de dólares) a raíz del derrame de crudo ocurrido a comienzos de este mes en un pozo que operaba en la Cuenca de Campos, en el litoral del estado brasileño de Río de Janeiro.

La multa por el valor máximo autorizado por la legislación del país sudamericano fue anunciada por el presidente del estatal Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama), Curt Trennepohl. Según el funcionario, las autoridades investigan ahora si hubo fallos en el plan de emergencia adoptado por Chevron para frenar la filtración de crudo.

Si la compañía es hallada culpable, tendrá que pagar otra multa, por unos 5,5 millones de dólares.
A su vez, el secretario de Medio Ambiente de Río de Janeiro, Carlos Minc, anunció que la mitad del valor de la multa será utilizada para sanar los daños ambientales causados por el accidente ocurrido el 7 de noviembre pasado, pero que recién dos días después fue advertido por Chevron. Minc afirmó además que exigirá una auditoría internacional de todas las instalaciones de Chevron y de la empresa encargada de la perforación del pozo -la también estadounidense Transocean-, para verificar si tienen capacidad para cumplir los planes de emergencia en caso de una catástrofe similar.

Además, anunció que iniciará una demanda judicial para solicitar indemnización por los daños causados por el derrame a la biodiversidad marina brasileña, y estimó que el monto de la reparación financiera "en principio puede llegar a 100 millones de reales (unos 56 millones de dólares)".
El derrame de crudo en el litoral de Río de Janeiro fue también el tema central de una reunión convocada de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, con el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, y con el director de la estatal Agencia Nacional de Petróleo (ANP), Haroldo Lima, realizada hoy en Brasilia.
Según Lima, en las próximas horas la ANP dará a conocer el valor de las multas que serán impuestas a Chevron por tres violaciones vinculadas al accidente. Una de las multas se debe a que Chevron dejó de transmitir a ANP algunas informaciones sobre el accidente, y otra se refiere a que la empresa reveló no tener equipos suficientes para sanar el problema.

Lima no reveló el motivo de la tercera multa ni tampoco el monto que tendrá que pagar la petrolera: "Serán varios millones. La multa máxima es de 50 millones de reales (unos 28 millones de dólares). Desde mi punto de vista, es baja y debería ser reevaluada", expresó.

El dirigente agregó que la agencia estudia asimismo posibles sanciones a la empresa Transocean, encargada por Chevron de realizar la perforación del pozo donde hubo la filtración. Transocean era también la empresa encargada por la inglesa BP de la operación del yacimiento de Golfo de México donde hubo un gran derrame de crudo en 2010.
Lima admitió que no está descartada la hipótesis de que Transocean pierda la autorización gubernamental para actuar en Brasil: "Pueden pasar muchas cosas".
Según el presidente de ANP, tras el accidente Chevron reveló que no tenía condiciones para poner en práctica el plan de emergencia para contener la filtración: "Ellos no estaban preparados, no tenían equipos para concretar el plan que ellos mismos propusieron".
Además, sostuvo que la petrolera estadounidense trató de "mitigar informaciones" sobre el caso: "No nos transmitían todos los datos. Nos transmitían informaciones o fotos solamente de áreas donde había escasa filtración y no los datos sobre los puntos con más derrame".
Según el ejecutivo, de los 29 puntos afectados por el desastre, sólo uno sigue registrando una filtración residual de crudo, pero advirtió que, "desde el punto de vista de la ANP, el derrame sólo está controlado cuando no sale ni una gota".
Por otra parte, en una rueda de prensa concedida hoy en Río de Janeiro, el presidente de Chevron Brasil, George Buck, aseguró que la empresa cumplió la legislación brasileña y actuó en el marco de las normas del Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama).
Buck afirmó que el pozo que causó el problema ya ha sido cerrado y que la filtración de crudo está casi controlada y es actualmente de poco menos de 20 barriles por día.
Según el ejecutivo, desde el inicio del accidente el óleo que llegó al mar es equivalente a 2.400 barriles de crudo.

Fuente : El comercio

Archivos del blog

derecho registrado

Licencia de Creative Commons .
planetaperu.pe
estamos en

Compartir

Maps

BLOG DE CESAR ZURITA CH PROTEGIDO CON LICENCIAS

MyFreeCopyright.com Registered & Protected