La Sonrisa Tiene Un Poder Sorprendente


El Poder Sorprendente de la Sonrisa
Es sorprendente como una sonrisa puede costar poco y producir mucho . Sabes por que no empobrece a quien la da y enriquece mas bien a quien la recibe, pues tú sabrás que la sonrisa dura solo un instante y perdura en el recuerdo por siempre es decir eternamente, viene a ser como una señal externa de una profunda amistad, no existe alguien tan rico que pueda vivir sin ella, y por el otro lado ninguno tan pobre que
no la merezca, pues una sonrisa alivia mucho el cansancio, nos renueva las fuerzas y finalmente es el consuelo en la tristeza.

Una sonrisa contiene el valor desde el inicio o desde el momento en que se da, si crees simplemente que a ti una sonrisa no puede aportar nada, pues actúa y sé generoso y entrega la tuya, porque sabes ... nadie tiene mucha necesidad de una sonrisa como quien no sabe sonreir en este mundo.
Por este motivo debes saber que La Sonrisa Tiene Un Poder Sorprendente
Existe una leyenda, que dice que un hombre escucho decir que la felicidad era un gran tesoro. Entonces a partir de aquel momento empezó a buscarla.
Lo primero que hizo fue aventurarse  por todo lo placentero y por todo lo que era sensual, luego por el gran poder y la riqueza, posteriormente  por la fama y la gloria, y así fue como fue recorriendo el mundo del orgullo, del conocimiento , los viajes, el trabajo, el ocio y de todo cuanto encontrara al alcance de su mano.
Un día recorriendo el mundo, por el  camino vio un letrero que decía: " Ahora solo le quedan dos meses de vida".
Entonces este hombre, ya cansado y muy desgastado por los todos los sinsabores de la vida se
dijo así mismo : "Durante estos dos meses  me dedicaré a compartir todo lo que tengo actualmente de
experiencia, de conocimiento  y de vida con  todas las personas que me rodean".
Y así pues este hombre buscador infatigable de la felicidad, sólo al termino de sus días de vida, encontró que en su interior, de lo que podía compartir, en el tiempo que le dedicaba a las demás personas, en la renuncia que él  hacía de sí mismo por procurar servir estaba lo que el tanto había deseado el tesoro que era lo que se llama felicidad.
El hombre entonces comprendió que para ser feliz en este mundo se necesitaba  amar; y poder aceptar la vida tal como viene; disfrutar de todo lo pequeño y de lo grande; tratar de conocerse a sí mismo y desde luego aceptarse así como es uno ; y también sentirse muy querido y valorado, y siempre tener razones para vivir y esperar y desde luego tener también razones para morir y descansar.
Comprendió que la felicidad brota y nace en el corazón, con  el cariño, la ternura y la comprensión. Que estos  son instantes y momentos de mucha  plenitud y bienestar; que siempre está unida y ligada a la forma de ver a la gente y de relacionarse con ella; que siempre está de salida y que para tenerla por siempre  hay que gozar de paz interior.
Pues al final descubrió que cada edad tiene su propia medida de felicidad y que para la fuente suprema de la alegría es el amor, la bondad, la reconciliación, el perdón y la caridad total. Y luego vino a su mente, recordando  aquella sentencia que dice: " Con lo poco que tenemos cuánto gozamos  y cuánto sufrimiento tenemos por lo mucho que anhelamos".

Archivos del blog

derecho registrado

Licencia de Creative Commons .
planetaperu.pe
estamos en

Compartir

Maps

BLOG DE CESAR ZURITA CH PROTEGIDO CON LICENCIAS

MyFreeCopyright.com Registered & Protected