La Fuerza del Deseo. El Proceso de Desear


Autoconocimiento crecimiento personal pensamiento y emociones deseo proceso de desear intuicion fuerza de deseo deseos propositos
La mayoría de los humanos tienen deseospropósitos que varían ampliamente y de forma reactiva a lo largo del tiempo. Formulamos tantos deseos pequeños, tan a menudo y de forma tan automática que puede que ni siquiera nos demos cuenta de que estamos deseando y hemos iniciado el proceso de desear.
Tendemos a desear de forma casual y espontánea. La mayoría de nosotros todavía no deseamos de forma activa ni tampoco deseamos siempre bien y el resultado es que el tiempo medio de duración de los efectos de un deseo y de los deseos que vamos diseminando a lo largo de semanas o meses parece ser de una magnitud reducida.
Las personas que investigan los deseos a menudo tienen que trabajar duro para apreciar los resultados de un deseo de entre su vasta colección de datos. En ocasiones, nuestra falta de intuición nos impide desear con convicción.
El doctor Pearsall en su libro “Las leyes del Deseo” define el deseo como el acto de «precipitar una intención específica mediante la formulación de un objetivo fuertemente fijado».
Podemos ayudar a que nuestros deseos se hagan realidad centrándonos más al formularlos y tratando intencionadamente de sincronizarnos con otras personas que también deseen y con el mundo exterior.
Sabemos que el rendimiento efectivo que producen los esfuerzos de un grupo que coopera depende del número de unidades que constituyan el grupo, de la fuerza de cada unidad y del grado de coherencia interna de ese grupo. En otras palabras es más rapido manifestar un deseo si lo hacemos en grupo.
Nuestros deseos y las intenciones continuadas, centradas y mantenidas con decisión tienen consecuencias reales, mesurables, acumulativas y profundas, es decir que nuestros deseos se harán realidad cuando aprendamos a mantenerlos en el tiempo y no los abandonemos. Básicamente un deseo no se hace realidad por que no lo mantenemos el tiempo suficiente para que se materialice, y en vez de mantenerlo vivo, lo que hacemos es abandonarlo y por lo tanto nos alejamos de él y el se aleja de nosotros
Cuando aprendes a desear eres potencialmente más poderoso de lo que jamás hubieras pensado o hubieras imaginado antes y posees la fuerza del deseo.Estaría bien conocer un proceso para manifestar tus deseos, ¿verdad?
Pues ahora mismo te voy a mostrar 3 sencillos pasos para que aprendas a dominar elproceso de desear y tu nivel de éxito va a tener mucho que ver con mantener vivo cada uno de estos pasos hasta que se manifieste tu deseo, si lo haces así estarás más cerca de conseguirlo:
PASO 1: QUERER. El primer paso es querer, ¿Qué es querer? Querer es estar convencido de que eso que deseas te pertenece, es para ti y puedes conseguirlo.
PASO 2: CONVIERTE TU DESEO EN UN OBJETIVO. El segundo paso es aterrizar tu deseo del mundo mental al mundo físico, es decir, ponerte una fecha de incio del proceso, una fecha final donde tu deseo se manifestará y las razones de por que y para que de tu deseo.
PASO 3: PERSEVERANCIA. El tercer paso es la perseverancia, lo que tú deseas necesita de un tiempo para manifestarse, así que debes esperar relajada y confiadamente lo que quieres y deseas. Ese tiempo es necesario para que tú te puedas convertir en la persona que puede recibir ese deseo y debes mantenerte ese tiempo enfocado y no abandonar. Debes trabajar en tu ser y emprender las acciones necesarias que solo tu sabes que tienes que hacer para manifestar tu deseo.
La mayoria de veces el deseo no se consigue por que abandonamos el proceso de desear en el PASO 3.
¿Qué tal si a partir de ahora mismo te propones hacer realidad un deseo, no hace falta que sea grande, uno pequeño y sigues estos 3 sencillos pasos? Quiero que me lo cuentes en un comentario. Leo todos los comentarios.
EDU LOPEZ

Archivos del blog

derecho registrado

Licencia de Creative Commons .
planetaperu.pe
estamos en

Compartir

Maps

BLOG DE CESAR ZURITA CH PROTEGIDO CON LICENCIAS

MyFreeCopyright.com Registered & Protected