La Persona Más Feliz.


Un Rey mandó a buscar a la persona más feliz de su reino, para conseguir su camisa y ser más feliz con ella. Luego de que sus guardias recoorrieran todo el territorio, regresaron donde el Rey para darle una buena y mala noticia.
El Rey pidio primero que le dieran la buena noticia...

Que Es El Perdón

.
El perdón es la paz que aprendes a  sentir cuando dejas ir tú rabia. El perdón es para ti y no para el que ofende. El perdón es tener de nuevo el control y el poder. Es tomar responsabilidad sobre nuestros sentimientos. El perdón te saca de vivir en el  pasado y te ayuda a vivir en el presente. Cuando no perdonamos seguimos presos de nuestros dolores. Lo peor es que somos nuestros carceleros.

Calidad Humana


Un jefe indio le dijo a su hijo:
- El ser humano tiene dos lobos dentro de sí que están peleando todo el tiempo.
  El lobo negro, el negativo, que representa la ira, la rabia, el dolor, la angustia. 

Religiòn y Espiritualidad

Un religioso estaba en la selva y en eso ve a un leòn que se aproxima a toda velocidad para comèrselo. El religioso se arrodilla , mira el cielo y reza :
Dios, por favor, te ruego que infundas creencias religiosas a este leòn . En eso se ve que la fiera subitamente se detiene, se arrodilla y dice :

Volar Por Lo Alto

Cuentan que un granjero encontró un huevo de águila y lo puso debajo de una gallina. Cuando nació el águila, esta pensó que su madre era la gallina. A partir de entonces se dedicó  a imitar a su madre.
El águila crecio picoteando y elevándose a máximo un metro de altura del piso. Un día vio a un águila volando en las alturas y le preguntó a su " madre" la gallina.
 Quien es esa ave ? 
La gallina le respondio:
Es un águila, es la reina de las aves, vuela alto, adonde quiere.
Nosotras solo somos gallinas.

En nuestras vidas, no pasemos picoteando el dia a día. Volemos alto para alcanzar nuestras metas que al final es lo que nos importa.
Volver Inicio de Página
COMPARTELO

Persistir en la decisión de superarte

Cuando una persona se somete a una terapia de cualquier tipo, a veces lo hace con la esperanza de que el terapeuta le ayude a resolver problemas de relaciones personales, tales como que el marido no le presta suficiente atención o que los hijos se comportan de manera inadecuada. No suelen pensar estas personas que lo único que puede hacer una terapia es ayudarles a modificar su propia conducta, ya que ése es el único ámbito en que podemos influir: la manera en que nosotros mismos nos comportamos.
Todo cambio que desees introducir en la manera en que los demás se comportan, debe ser realizado de forma indirecta a través del cambio de tu propia conducta. Mientras no cambies la forma en que te conduces, te seguirán ocurriendo las mismas cosas que ahora. A veces cuesta entender esto, porque a nadie le gusta cambiar. Cada uno de nosotros tiene un patrón de conducta que ha adquirido a lo largo de la vida por una u otra razón, y esas razones son las que hay que analizar para ver si siguen siendo válidas o no.
Si se presenta la necesidad de cambiar ciertos comportamientos, ya sea por indicación profesional o por decisión propia, la tarea implica el estudio de las razones que llevaron en primer término a adoptar esos comportamientos. Cada conducta tiene un motivo que la provoca, y que en su momento fue válido. Si ese motivo continúa siendo válido, es porque a través de la conducta estás satisfaciendo una necesidad que sigue estando vigente, y no va a ser fácil cambiar en tanto no encuentres una manera alternativa de satisfacerla, o consigas eliminar dicha necesidad.
El cambio de conducta no es fácil porque, aunque errada, una conducta que se ha ejercitado durante mucho tiempo da una sensación de seguridad. Aquí interviene el miedo que todos tenemos a lo desconocido, a lo que no hemos probado antes, a lo que se sale de lo rutinario. Solamente una pequeña fracción de personas gusta de situaciones nuevas y de comportamientos innovadores; la mayoría preferimos lo viejo y conocido. El problema es que, a veces, eso viejo y conocido es justamente lo que está jugando en tu contra.
Para poder cambiar nuestra situación tenemos que cambiar nuestra conducta, dejar esas viejas formas de comportarnos que durante tanto tiempo nos han servido torcidamente y seguir el camino recto de la verdad y la sinceridad. Tienes que ser sincero contigo mismo para poder cambiar tu rumbo, y esta es una de las cosas que cuestan porque al ser sincero tienes que empezar por reconocer esos miedos que tanto tiempo has estado ocultando. El miedo es una de las grandes fuerzas motoras de la conducta, ya que a nadie le gusta tener miedo y hacemos todo lo posible por evitarlo, hasta llegar a engañarnos a nosotros mismos.
Tomar y mantener la decisión de adoptar una nueva conducta es una de las tareas más difíciles para el individuo, porque a ello se oponen todos los miedos que ha estado durante toda su vida tratando de mantener bajo control mediante la conducta que ha llevado hasta el momento. Será un proceso difícil que, sin embargo, debes llevar a cabo con coraje, con el convencimiento de que puedes caer pero también levantarte y seguir intentando para así conseguir avanzar en el camino de la superación personal.

Toma tus propias decisiones

Alguna vez te habrás encontrado en la siguiente situación: te invitaron a una reunión en una casa en la cual solamente habías estado antes una vez, y que además estaba ubicada en un barrio que no conocías muy bien. Cuando llegó el momento, partiste muy confiado en que no ibas a tener problemas en hallar la casa porque, después de todo, ¡ya habías estado allí!
Cuando llegaste al barrio, comenzaron las primeras dudas. Las cosas no eran exactamente como las recordabas y, además, algunos recuerdos resultaron estar más borrosos de lo que creías. ¿Era esta calle o aquella? ¿Había que doblar en la plaza o más allá?
Para complicar más la situación, si ibas acompañado, tus acompañantes comenzaron a emitir sus propias opiniones. Uno decía: "Yo creo que era por acá". El otro: "No, a mí me parece que era por allá". Como ninguno estaba muy seguro, decidieron preguntar a la primera persona que encontraran. Esto, sin embargo, no solucionó demasiado las cosas porque el consultado no se acordaba bien del nombre de las calles o de si la casa tenía rejas verdes o negras. Al final, felizmente, consiguieron encontrar la casa y llegar, si bien un poco tarde, a la reunión. Entonces fue que te prometiste: "Esto no me vuelve a ocurrir. La próxima vez que me ocurra algo parecido, averiguaré bien cómo llegar antes de salir."
Si cumpliste o no tu promesa, no nos interesa ahora. Lo que importa es darse cuenta de que la vida nos coloca muchas veces en situaciones similares, donde tenemos que llegar a un lugar que no sabemos exactamente donde queda, por caminos que tampoco conocemos bien. Lo que es más, esto ocurre con tanta frecuencia que se diría que es la característica misma de la vida colocarnos en tales situaciones.
Cuando dejamos atrás la infancia y la adolescencia, ya nuestros pasos dejan de estar bajo la dirección de nuestros padres y nos encontramos con que tenemos que decidir por nuestra cuenta hacia dónde los encaminamos. Es entonces que nos asaltan las primeras dudas, que no nos abandonarán por el resto de nuestra vida.
¿Cómo orientarnos en el camino de la vida? Muchas veces resulta difícil, pero sin embargo debemos hacerlo, debemos tomar una decisión: vamos hacia aquí o hacia allí. La esencia de la vida es el movimiento; si algo se mueve es porque tiene vida. La inmovilidad es sinónimo de muerte, por lo que no podemos quedarnos inmóviles: tenemos que movernos.

El efecto de la fe

Generalmente cuando se habla de fe se está haciendo referencia a las convicciones religiosas de una persona, como por ejemplo cuando se habla de "la fe de los mártires". Sin embargo, no es el único uso que se le da a esta palabra, como se puede ver en las expresiones: "Tengo fe en que volverá" y "Tiene mucha fe en si mismo".
La expresión "tener fe" significa una creencia total en algo, que no deja lugar a la duda, al contrario que el término "creer", el cual deja un margen abierto para la misma. No es lo mismo decir: "Creo que volverá", que decir "Tengo fe en que volverá". No obstante, emplearé las palabras "fe" y "creencias" con el mismo significado de algo en que la persona cree sin reparos.
Las creencias de cualquier tipo, tanto las religiosas como las que no lo son, han producido grandes beneficios a la humanidad, pero también han producido grandes perjuicios cuando fueron obedecidas irreflexivamente. Por ejemplo, la fe en la superioridad de una raza o en la superioridad de una religión ha conducido a los hombres a guerras de exterminio. Pero la fe religiosa y la creencia en la hermandad de todos los hombres han inspirado conductas abnegadas que han servido de inspiración para miles de personas.
Podemos ver entonces el gran efecto que tiene la fe en la persona humana y, por consiguiente, en la sociedad humana. No de balde se ha dicho que: "La fe mueve montañas". En el aspecto personal, y en particular en lo que se refiere a la superación personal, la fe (o las creencias) es uno de los temas más importantes a considerar. Las creencias pueden ser tanto positivas, las que nos alientan a la acción, como negativas: aquellas que nos debilitan.
La creencia más importante en lo que se refiere a la superación personal es la fe en uno mismo. Es el factor que por sí mismo puede desbalancear la batalla completamente para un lado o para el otro. Una persona de capacidades mediocres puede triunfar si cuenta con fe en sí misma donde otra de mejores capacidades fracasa por no tener dicha fe o confianza.
La fe o confianza en sí mismo se suele a veces confundir con la autoestima, pero en realidad no son lo mismo. La confianza en sí mismo es algo más básico, más limitado que la autoestima. Se refiere a la creencia que tienes con respecto a tu capacidad para hacer algo en particular. La autoestima significa algo más general, referido a la opinión que en general tienes de ti mismo.
Una persona puede tener fe en sí misma para algunas cosas y no para otras, en ciertos ámbitos y no en otros. Podemos observar a una persona que se desempeña en sus tareas habituales con una gran seguridad en sí misma, y que pierde totalmente o en gran medida esa seguridad cuando se la traslada a un ámbito al que no está acostumbrada.
La fe en si mismo puede provenir de varias causas, algunas más frecuentes y naturales, otras más raras o artificiales. El medio ambiente es, como en otros casos, la influencia más común y más perdurable. El medio ambiente que nos interesa en este caso (también llamado "entorno"), está formado por las personas que rodean a la persona durante su infancia. Las acciones de los padres, los maestros, los amigos, y los compañeros escolares de la criatura, son sumamente influyentes en la confianza en sí misma que esa persona experimente cuando sea adulta.

Tus posibilidades de éxito


Las acciones que estás en condiciones de llevar a cabo están condicionadas por el estado en que te encuentras. Piensa en una actividad física sencilla como, por ejemplo, caminar diez cuadras. Si es el primer ejercicio que intentas este día y eres una persona normal con una salud normal, no tengo dudas que lo harás sin pensarlo demasiado y no tendrás inconvenientes en llegar al final del recorrido. Si, en cambio, ya llevas recorridas cuarenta cuadras, es posible que lo pienses dos veces y decidas tomar algún medio de transporte.
Esto es así porque tu estado inicial es diferente; en un caso estás fresco y en el otro estás cansado. Esto que resulta evidente se aplica también a actividades más complejas como el estudio, el trabajo, y las relaciones sociales, aunque en estos casos, además del estado físico, influye también el estado mental con que encares la actividad.
Cuando te dispongas a realizar una actividad de cierta complejidad en la que no tengas experiencia previa o que te exija más de lo normal, es muy importante que lo hagas con un estado de ánimo positivo, es decir, optimista. De esta manera te aseguras las mejores chances de terminar la actividad con éxito. Si desde el inicio tienes una actitud negativa o pesimista, tus posibilidades de éxito se ven disminuidas.
Esto es tan cierto que algunos han creído que existe algún tipo de magia involucrada, y han creado un mito que han llamado el "pensamiento positivo", dando a entender que si uno piensa positivamente acerca de todo lo que emprende, puede conseguir triunfar en cualquier cosa que intente. El razonamiento es que si no lograste algo es porque no pensaste lo bastante positivamente acerca de ello. Este tipo de razonamiento vicioso ha sido usado para justificar más de una creencia sin fundamentos en la realidad.
La realidad es que cada uno de nosotros posee más recursos de los que ordinariamente cree, sin querer decir con ello que uno puede tener éxito en cualquier cosa que se le ocurra emprender. Un recurso es cualquier cosa, material o no, que sea necesaria para llevar a cabo una actividad. Si la tarea es cavar un pozo, voy a necesitar una pala, la energía física, y el deseo de hacerlo. Si alguna de estas tres cosas falta, no voy a poder cavar el pozo. Entonces, las tres cosas son recursos necesarios para la tarea.
Cuando pienso que no tengo la energía física para realizar algo, por más de que efectivamente la tenga, es como si no la tuviera. Esta es una actitud negativa o pesimista, y la tarea no llegará a buen fin no porque me falte la energía sino porque pienso que me falta. Lo mismo se aplica a otros tipos de recurso como, por ejemplo, la inteligencia, la habilidad social, etc.
Cuando piensas positivamente acerca de las posibilidades de efectuar una determinada tarea, te estás permitiendo a ti mismo usar todos los recursos de que dispones, y por lo tanto estás realmente aumentando las posibilidades de tener éxito. Si emprendes la tarea vacilante y dudoso, no estás controlando todos tus recursos y por lo tanto son menores las posibilidades de éxito.

Características de Los Triunfadores

Características de los triunfadores

Existen personas que se han destacado a lo largo de la historia de la humanidad por las grandes proezas que han logrado. Los campos en que se han destacado abarcan todos los tipos de actividad humana: los negocios, la política, el arte, la ciencia, la religión, etc. Haciendo un estudio de las biografías de estas personas cuyas obras los han hecho famosos en todo el mundo, podemos extraer un conjunto de cualidades que se repiten en todas ellas en mayor o menor cantidad.
Probablemente (casi con seguridad) ni tú ni yo vamos a integrar ese selecto grupo de personalidades que han logrado con sus hechos alcanzar la inmortalidad. Sin embargo, resulta interesante analizar qué han tenido en común todas estas personas, y hasta puede resultarnos de utilidad para lograr los objetivos que nos propongamos en nuestras vidas. Teniendo en cuenta las diferencias de escala, todos podemos tratar de imitar en su justa medida a aquellos que han sabido descollar por los logros que obtuvieron.
Las personas que se han destacado por su grandeza, aquellos a que nos referimos anteponiendo el adjetivo "gran": un gran político, una gran artista, etc., siempre han puesto pasión en lo que han hecho. No se alcanza la grandeza sin la pasión por ser y hacer algo grande.
Todos han demostrado tener fe en lo que eran y en lo que podían llegar a ser. Una fe inquebrantable en el propio valor y en el propio destino ha sido una de sus características. Recuerda que para que algo te sea posible tienes que comenzar por estar convencido de que lo es.
Todos han sabido comprender el valor de la estrategia. Ellos han sabido manejar sus recursos, no los han desconocido ni los han despilfarrado. No basta con tener la disponibilidad de algo; hay que saber como utilizarlo de manera que dé el mayor rendimiento posible.
Han manifestado tener claridad de valores. Para mantener una constancia en la acción es muy importante tener en claro qué es lo importante para uno, qué es lo que vale la pena. Los valores son sistemas de creencias que nos permiten juzgar lo que está bien o mal.
En todos ellos ha estado presente la energía. Por más de que toda obra comience como un pensamiento, se necesita una acción física para llevarla a cabo. Estas personas se han destacado por su vitalidad física y no por su molicie. No se llega al éxito caminando a paso moderado.
Han tenido capacidad para establecer relaciones personales, a lo cual se denomina poder de adhesión. No se puede considerar un éxito completo, el de una persona solitaria. El verdadero triunfador sabe aunar otras voluntades a la suya y hacer que el triunfo sea de muchos.
Como complemento y sustento de todo esto, han demostrado tener capacidad de comunicación consigo mismos y con los demás. La comunicación adecuada consigo mismo es fundamental para persistir en la acción, y la comunicación con las otras personas permite lograr el apoyo de las mismas para nuestros fines.
En resumen, el estudio de las vidas célebres demuestra que el éxito se consigue sabiendo lo que se quiere y estando dispuesto a pagar el precio que ello demanda.

Pasar a La Acción

Pasar a la acción

Tener éxito se puede definir como la capacidad para alcanzar lo que uno quiere. Lo que cada uno quiere alcanzar puede variar de persona a persona, pero la mayoría de las personas tiene como objetivo el dinero, considerando que el dinero es la llave para conseguir una cantidad de cosas que desean. Quizá ni se lo plantean explícitamente, dado que en su medio es algo tan aceptado que ni siquiera se discute.
Una fracción minoritaria de personas puede tener otro objetivo que no sea la riqueza. Estas personas salen de lo común porque se plantean otros logros que pueden ir desde lo deportivo hasta lo solidario, pasando por lo artístico. Alguien puede desear correr más rápido, otro mejorar la sociedad, y otro más plasmar una obra de gran belleza. Algunos pueden querer aumentar los conocimientos de la humanidad, o mejorar sus condiciones espirituales.
Cualquiera sea el objetivo que persiga la persona, existe una estrategia general que debe adoptar para conseguir lo que quiere. Esto se aplica a todas las personas y todos los objetivos, y nadie que haya tenido éxito ha dejado de aplicarla. Recuerda que estamos hablando de un éxito que no consiste en ganar la lotería o un concurso en la televisión.
En primer lugar, la persona debe saber qué es lo que quiere. Es difícil llegar a algún lado si uno no sabe adonde quiere llegar. Muchas personas, sin embargo, no saben qué es lo que quieren alcanzar o, por lo menos, no lo han planteado en el grado de detalle necesario para tener posibilidades de alcanzarlo.
Decir que uno quiere más dinero o que uno desea ser más feliz no es suficiente para poder conseguirlo. Los objetivos que te propones deben estar lo suficientemente claros como para que veas sin dificultad el camino que debes recorrer para llegar a ellos. Los pasos a seguir te deben ser evidentes si tienes claramente definido tu objetivo.
Una vez que has definido claramente tu objetivo, y que tienes una sucesión definida de pasos a ejecutar, debes pasar a la acción. Si nunca cruzas la línea de partida, si te quedas indefinidamente haciendo planes y proyectos, nunca alcanzarás la línea de llegada. Recuerda que un viaje de mil kilómetros comienza con un paso.
El paso inicial hay que darlo por más dificultades que después se encuentren por el camino. Un viaje iniciado puede que no se termine, pero un viaje que no se ha iniciado, con seguridad no se terminará nunca. Si esperas para comenzar a tener todo perfectamente planeado y a que estén dadas las condiciones perfectas, es posible que nunca comiences tu recorrido.
Una vez que estás en camino es necesario que permanentemente controles si estás yendo por el camino correcto. Puede ser que necesariamente tengas que seguir un camino que no es el más directo hacia tu objetivo. Las circunstancias y tus condiciones personales pueden hacer que esto sea necesario. Sin embargo, la dirección general que sigues debe ser la correcta, es decir, tiene que apuntar a lo que finalmente deseas conseguir.
Finalmente, una cualidad que tienen todas las personas de éxito es la de poder cambiar lo que sea necesario cuando es necesario, siempre en función de alcanzar la meta que se han propuesto desde el inicio. La flexibilidad es una condición ineludible cuando se quiere alcanzar una meta a largo plazo. Muchas son las condiciones que pueden cambiar desde que uno comenzó el viaje, y es necesario adaptarse a los cambios y modificar aquellos procedimientos que no resultan ser eficaces.
COMPARTELO

La comunicación Es El Poder

Si definimos el poder como la capacidad de producir resultados, podemos decir que, en lo que respecta al destino de tu vida, la forma en que te comunicas es lo que te dará el poder para conseguir lo que deseas. Esto es así porque es la acción lo que produce resultados, y lo que distingue a los que tienen éxito es la capacidad de ponerse en acción.
La conducta está formada por todas las acciones que realizamos, y tanto la conducta como los sentimientos tienen su raíz en alguna forma de comunicación. De manera que lo que hacemos en la vida está determinado por la manera en que nos comunicamos con nosotros mismos.
Dos tipos de comunicación configuran nuestras experiencias: lo que nos decimos a nosotros mismos y lo que transmitimos a los demás. Tu grado de comunicación con los demás determinará tu éxito con los demás, lo que podríamos llamar "éxito externo". La manera en que te comuniques contigo mismo determinará el grado en que percibas tu éxito como tal, lo que vendría a ser el "éxito interno".
Efectivamente, lo que tú percibes de la vida no es el resultado de lo que te ocurre, sino de la interpretación que haces de lo que te ocurre. La calidad de tu vida no está determinada por lo que te ocurre, sino por lo que haces con lo que te ocurre. Tú eres la única persona que puede decidir cómo sentir y cómo actuar, en función de cómo hayas elegido percibir tu existencia.
Aunque te parezca imposible, tus estados mentales y tu conducta están bajo tu dominio. Tú puedes controlar tus estados mentales y, al hacerlo, puedes controlar tu conducta. Mucha gente cree que la forma en que sienten es algo que no está bajo su control, sino que depende de acontecimientos externos.
Estas personas dicen, por ejemplo, "Hoy me levanté deprimido", como si la depresión fuera algo que les aconteciera y no algo que ellos mismos generan. La depresión no es algo que te ocurre, sino algo que tú causas con la manera en que piensas sobre las cosas. Lo mismo ocurre con otros estados emocionales.
Lo que te dices a ti mismo, la postura que adoptas y la forma en que respiras, son todos factores que contribuyen a crear la depresión. No es un proceso fácil pero, como todas las cosas, se hace fácil con la práctica de manera que la persona ni se da cuenta de lo que hace. Para algunos estar deprimidos puede traer recompensas como la atención de los demás (o su compasión, o su cariño, etc.). Estas personas adoptan la depresión como su estado normal, y se encuentran permanentemente deprimidas.
No es inevitable estar deprimido. Es algo que puedes evitar si tienes en cuenta que nada tiene sentido, excepto el que tú mismo le quieras dar. Puedes armar tus estados emocionales de la misma manera en que un director teatral o cinematográfico lo hace con los de los espectadores, y de esa manera disfrutar siempre del estado de ánimo que te resulte más placentero.
COMPARTELO

El Por Que Del Fracaso

Cuando eras un niño pequeño y estabas aprendiendo a caminar, sufriste muchas caídas. Cada vez que te caías, te levantabas y dabas unos pasos más, y volvías a caerte. Aunque ahora caminar te parezca algo muy natural y lo hagas sin pensarlo, la verdad es que en alguna época de tu vida no sabías como hacerlo.
¿Que hubiera pasado si después de caerte, supongamos, veinte veces, te hubieras dicho: "Yo no sirvo para caminar", y no lo hubieras intentado más? En estos momentos estarías confinado a un lecho, o andarías en una silla de ruedas. Es cierto que en aquella época en que tan a menudo rodabas por el suelo, tenías a unas personas, tus padres, que por un lado te alentaban a seguir intentándolo y, por otro lado, te consolaban cuando sufrías una caída. Pero de todas maneras, es una suerte que, cuando todavía no tenías dos años, no te hayas dejado vencer por el pesimismo.
Ahora que ya eres adulto, probablemente no tengas a una persona que te aliente y te consuele, pero esa es una de las consecuencias de la adultez. Llegar a adulto significa, entre otras cosas, tener que convertirte en tu propio padre (o madre, que para el caso es lo mismo). Cuando la persona es niña, el padre la controla, la vigila, pero también la alienta y la consuela. Cuando llegas a adulto te independizas de tus padres, pero esto no quiere decir que te descontroles, sino que tú ejerces tu propio control.
Así como ahora ejerces la función paternal de controlarte a ti mismo, también debes alentarte a seguir adelante y consolarte cuando sufres una caída. Para ello debes saber que tener una caída no es fracasar, que es lo que tus padres sabían cuando te incitaban a que lo siguieras intentando. Ellos sabían que para que tú aprendieras a caminar tenías que caerte primero muchas veces pero que a la larga lo ibas a lograr, porque millones de seres humanos lo habían hecho antes que tú.
En las vueltas de la vida intentamos a veces cosas donde el triunfo final no es tan seguro ni tan claro como ocurre con los intentos del niño para aprender a caminar. Es en esas ocasiones donde nos sentimos más inclinados a desalentarnos y a abandonar todo. El razonamiento consciente tiene que indicarnos hasta donde conviene seguir insistiendo y cuándo conviene abandonar. Lo que tienes que hacer ineludiblemente es eliminar la palabra "fracaso" de tu vocabulario.
Si existe alguien que podemos llamar fracasado, es aquel que ha dejado de intentar. Eso no quiere decir que tengas que seguir intentando lo mismo toda tu vida. Es común encontrar en los libros que enseñan como alcanzar el éxito, las historias de aquellos personajes que siguieron intentando e intentando algo que parecía una locura, hasta que consiguieron triunfar y demostrar que su locura no era tal.
Lo que no se dice en esos libros es que por cada de uno de aquellos que después de mil intentos consiguieron triunfar, existieron muchos más que después de mil intentos no llegaron a ninguna parte. No hay que abandonar después del primer intento fallido, pero tampoco hay que persistir eternamente en algo que no tiene posibilidades. Como en todas las cosas, la razón es la que debe guiarte e indicarte la justa medida de cada cosa
COMPARTELO

La Confianza En Sí Mismo


La confianza en sí mismo es un elemento crucial en el desempeño de la persona. Puestas dos personas a realizar una misma tarea, si todos los demás factores son iguales, lo hará mejor y más rápido aquella que tenga más confianza en sí misma. Esto se aplica a todo tipo de tarea, desde la más simple a la más compleja. Te darás cuenta de la importancia de esta afirmación cuando te percates de que la tarea más compleja que tenemos que realizar es justamente vivir.
Muchos son los factores que pueden influir en el hecho de que una persona tenga o no confianza en sí misma, pero hay uno que es primordial: la manera en que es criada la persona. Cuando hablamos de persona, pensamos en una persona adulta y a menudo olvidamos que esa persona adulta fue antes una persona niña. Es durante la infancia que se echan las bases de lo que será la persona adulta, y es muy difícil que esta persona adulta pueda cambiar el rumbo que le fue marcado en su infancia.
Esto es así porque la infancia es la época en que la mente es más maleable, cuando más intensamente recibe la influencia de lo que la rodea. De aquí que cuando se habla de la influencia del medio ambiente o del entorno, se está haciendo referencia a la acción de los padres, de los parientes, de los amigos, de los maestros, de los compañeros escolares, durante la época en que la persona es más influenciable: su infancia.
Existen maneras de criar a un niño que estimulan la confianza en sí mismo y otras que tienden a destruirla. Deshacer el efecto de una mala crianza o una mala educación, es muy difícil cuando la persona ya es adulta. Sin embargo, el cambio puede darse, ya sea de manera fortuita o de manera deliberada.
Si pensamos que la confianza en sí mismo (o auto-confianza) se refiere a la creencia en la propia capacidad para llevar a cabo una tarea, podemos darnos cuenta de las diversas formas en que puede incrementarse la auto-confianza de una persona. En primer lugar, existen experiencias fortuitas que permiten a la persona darse cuenta de que es capaz de llevar a cabo una tarea para la que pensaba no tener condiciones. Se les suele llamar "experiencias cruciales" porque marcan una encrucijada en el camino vital.
A través de la lectura de libros y revistas, o por medio del cine y la televisión, la persona que pensaba carecer de capacidad o de posibilidades puede ver a otras en su misma situación realizar actividades o alcanzar objetivos que consideraba fuera de su alcance. A esta forma podemos llamarla "por el conocimiento", dado que la persona conoce cosas que antes ignoraba, y eso es lo que provoca el cambio.
Existe también una vía gradual para llegar a tener fe en la capacidad de uno para una tarea. Esta consiste en ir acercándose a la meta deseada por etapas sucesivas. Se comienza por tareas más sencillas y de a poco se va incrementando la dificultad. Este método se ha usado por siglos en la capacitación laboral: la persona se inicia como aprendiz y gradualmente, a lo largo del tiempo, va adquiriendo más responsabilidades y ascendiendo en la escala laboral.
Finalmente, existe un método que algunos pueden tomar como mágico pero que en realidad tiene fundamentos neurológicos. Consiste en practicar representaciones mentales (o visualizaciones) de la tarea que se pretende realizar. Hechas comparaciones entre personas que practicaron este tipo de "ejercicios mentales" y otras que no lo hicieron, se encontró que las primeras eran más eficaces que las segundas.
COMPARTELO

Pensamientos Celebres

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.

Aristóteles 


Si no actúas como piensas, vas a terminar pensando como actúas.
Blaise Pascal 


Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.
Buda 


Una colección de pensamientos debe ser una farmacia donde se encuentra remedio a todos los males.
Voltaire 


Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde.
Sir Francis Bacon 


Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa.
Jacinto Benavente 


Piensa como piensan los sabios, mas habla como habla la gente sencilla.
Aristóteles 


El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, mas luego se clarifica.
Proverbio chino


Pensar es el trabajo más difícil que existe. Quizá esa sea la razón por la que haya tan pocas personas que lo practiquen.
Henry Ford 


Lo peor que puede pasarle aun hombre es llegar a pensar mal de sí mismo.
Johann Wolfgang Goethe 
COMPARTELO

Frases De Amor y Superacion Personal


El mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda.
Oliver Goldsmith

No basta levantar al débil, hay que sostenerlo después.
William Shakespeare


Indudablemente nadie se ocupa de quien no se ocupa de nadie.
Thomas Jefferson

Quien toma bienes de los pobres es un asesino de la caridad. Quien a ellos ayuda, es un virtuoso de la justicia.
San Agustín

Los cielos nunca ayudan al hombre que no quiere actuar.
Sófocles

El socorro en la necesidad, aunque sea poco, ayuda mucho.
Mateo Alemán


El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad
(Einstein, Albert ) 

Las guerras seguirán mientras el color de la piel siga siendo más importante que el de los ojos 
(Marley, Bob )

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar. 
(Antonio Machado) 

El sabio no dice nunca todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice 
(Aristóteles ) 

La medida del amor es amar sin medida. 
( San Agustín)

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco 
(Platón ) 

La esperanza es un estimulante vital muy superior a la suerte. 
(Nietzsche, Friedrich W ) 

Si das pescado a un hombre hambriento lo nutres durante una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida. 
(Lao Tsé) 

Lo peor que hacen los malos es obligarnos a dudar de los buenos 
(Benavente, Jacinto ) 

No hagas a los otros lo que no te gustaría que te hicieran a ti 
(Confucio ) 

 Aprende a vivir y sabrás morir bien. 
(Confucio) 


No hay caminos para la paz; la paz es el camino. 
(Mahatma Gandhi) 

El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos, los caballos.  
(Platón) 

Pensar es el trabajo más difícil que existe. Quizá sea ésta la razón por la que haya pocas personas que lo practiquen. 
(Henry Ford) 

Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres. 
(Mahatma Gandhi) 

Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos 
(Borges, Jorge Luis ) 

El hombre que se levanta es aún más grande que el que no ha caído 
(Arenal, Concepción ) 

El amor es Física, el matrimonio Química. 
(Alejandro Dumas) 

Sólo puede ser feliz siempre el que sepa ser feliz con todo
(Confucio ) 

Lo que importa verdaderamente en la vida no son los objetivos que nos marcamos, sino los caminos que seguimos para lograrlo.  
(Peter Bamm) 

El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo. 
(Albert Camus) 

Queremos ser más felices que los demás, y eso es dificilísimo, porque siempre les imaginamos mucho más felices de lo que son en realidad
(Montesquieu ) 

La pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla. 
(Benjamin Franklin) 

El nacimiento y la muerte no son dos estados distintos, sino dos aspectos del mismo estado 
(Mahatma Gandhi) 

La riqueza es como el agua salada; cuanto más se bebe, más sed da. 
(Arthur Schopenhauer) 


Cumplamos la tarea de vivir de tal modo que cuando muramos, incluso el de la funeraria lo sienta (Twain, Mark ) 

El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarle, se sabe el valor que tiene 
(Sócrates ) 

El saber y la razón hablan, la ignorancia y el error gritan. 
(Graf, Arthur) 


Nunca es igual saber la verdad sobre uno mismo que tener que escucharla por otro. 
(Aldous Huxley) 

Mejor es morir de una vez que vivir temiendo la vida. 
(Esopo) 

La probeza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos (Platón ) 



Cuanto más se ama más se sufre.
Henry F. Amiel


Ama si quieres influir.
Doménico Cieri Estrada


Trata de amar al prójimo. Ya me dirás el resultado.
Jean Paul Sartre


Decir que en la vida no se puede amar más que una sola vez es pronunciar una de las tantas y de las mayores necedades, de las cuales se hace cada día culpable al amor.
Paolo Mantegazza


Uno no puede hacer nada por las personas que ama, sólo seguir amándolas.
Fernando Savater


Es mejor haber amado y haber perdido que jamás haber perdido.
Samuel Butler


Yo voy a ti como va, sorbido al mar ese río.
Ramón de Campoamor


El hombre se define como ser que evalúa, como ser que ama por excelencia.
Friedrich Nietzsche


¿Puede ser por ventura amado el que a nadie ama?
Demócrito de Abdera


La buena vida consiste en amar y hacerse amar suficiente.
Doménico Cieri Estrada


¡Qué triste es amarlo todo sin saber lo que se ama!
Juan Ramón Jiménez


Con las personas que no puedes amar, muéstrate siempre amablemente evasivo.
Eugene O'Neill


El hombre tiene dos caras: no puede amar sin amarse.
Albert Camus


Amad. Es el único bien que hay en la vida.
George Sand


Ama a una nube, ama a una mujer, pero ama.
Théophile Gautier


Hermanos, no temáis al pecado de los hombres; amad al hombre aún en su pecado, pues un tal amor aseméjase a Dios.
Fiodor Dostoievski


Agradar cuando se recaudan impuestos y ser sabio cuando se ama son virtudes que no han sido concedidas a los hombres.
Edmund Burke


Yo amo a los hombres no porque son hombres, sino porque no son mujeres.
Cristina II


Cuanto más amamos a alguien menos conviene halagarle.
Molière


Esa necesidad de olvidar su yo en la carne extraña, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar.
Charles Baudelaire


Hay una teoria que dice que los hombres aman con los ojos, y que las mujeres aman con los oidos.
Zsa Zsa Gabor


Aprueba a los buenos, tolera a los malos y ámalos a todos.
San Agustín


El más poderoso hechizo para ser amado es amar.
Baltasar Gracián


Amar: cambiar de casa el alma.
Constancio C. Vigil


Se puede amar sin sufrir cuando se ama sin enrojecer.
Louis Charles Alfred de Musset


Amar es vivir en aquellos que se ama.
Eliphas Lévi


El benefactor llama a la puerta, pero el que ama la encuentra abierta.
Rabindranath Tagore


Cuando no se ama demasiado no se ama lo suficiente.
Blaise Pascal


El que no ama siempre tiene razón: es lo único que tiene.
Antonio Gala


Una mujer llega a la convicción de que es amada, más por lo que adivina, que por lo que le dicen.
Ninon de Lenclos


Amar es lo contrario de utilizar.
Juan Pablo II


Ama un solo día y el mundo habrá cambiado.
Robert Browning


Hay que amar lo que es digno de ser amado y odiar lo que es odioso, mas hace falta buen criterio para distinguir entre lo uno y lo otro.
Robert Lee Frost


Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida.
Oscar Wilde


Hay quien tiene el deseo de amar, pero no la capacidad de amar.
Giovanni Papini


Yo amo, tu amas, el ama, nosotros amamos, vosotros amáis, ellos aman. Ojalá no fuese conjugación sino realidad.
Mario Moreno 'Cantinflas'


Ama a quien no te ama, responde a quien no te llama, andarás carrera vana.
Refrán


Cuanto más se ama a un amante, más cerca se está de odiarle.
François de la Rochefoucauld


No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar.
Albert Camus


He leído en alguna parte que para amarse hay que tener principios semejantes, con gustos opuestos.
George Sand


Los que más han amado al hombre le han hecho siempre el máximo daño. Han exigido de él lo imposible, como todos los amantes.
Friedrich Nietzsche


Si tú me amaras y yo te amase, ¡cómo nos amaríamos!.
Paul Géraldy


Es muy difícil que dos que ya no se aman, riñan de verdad.
François de la Rochefoucauld


Es mejor haber amado y perdido que jamás haber amado.
Alfred Tennyson


El que puede prescindir del ser amado puede prescindir de todo.
André Maurois


Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas. No te preocupes de la finalidad de tu amor.
Amado Nervo


Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.
William Shakespeare


Nunca amamos a nadie: amamos, sólo, la idea que tenemos de alguien. Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos.
Fernando Pessoa


Es duro, es doloroso, no ser amado cuando se ama todavía, pero es bastante más duro ser todavía amado cuando ya no se ama.
Georges Courteline


Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida.
Albert Einstein


Es al separarse cuando se siente y se comprende la fuerza con que se ama.
Fiodor Dostoievski


Alguien que ama no insulta ni maltrata.
Lucía Extebarria


Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás.
Gabriel Marcel


Sólo con quien te ama puedes mostrarte débil sin provocar una reacción de fuerza.
Theodor W. Adorno


Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz.
George Sand


Amar no es solamente querer, es sobre todo comprender.
Françoise Sagan


Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta.
Sam Keen


Ni la ausencia ni el tiempo son nada cuando se ama.
Louis Charles Alfred de Musset


Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor, si perdonas, perdonarás con amor.
Tácito


El que ha conocido sólo a su mujer y la ha amado, sabe más de mujeres que el que ha conocido mil.
Leon Tolstoi


La señal de que no amamos a alguien es que no le damos todo lo mejor que hay en nosotros.
Paul Claudel


Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Saint-Exupery


Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad.
Gottfried Wilhelm Leibniz


Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.
San Agustín


Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.
José Martí


El mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda.
Oliver Goldsmith


No basta levantar al débil, hay que sostenerlo después.
William Shakespeare


Indudablemente nadie se ocupa de quien no se ocupa de nadie.
Thomas Jefferson


Quien toma bienes de los pobres es un asesino de la caridad. Quien a ellos ayuda, es un virtuoso de la justicia.
San Agustín


Los cielos nunca ayudan al hombre que no quiere actuar.
Sófocles


El socorro en la necesidad, aunque sea poco, ayuda mucho.
Mateo Alemán

El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad
(Einstein, Albert )


 Las guerras seguirán mientras el color de la piel siga siendo más importante que el de los ojos
(Marley, Bob )


 Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.
(Antonio Machado)


El sabio no dice nunca todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice
(Aristóteles )


La medida del amor es amar sin medida.
( San Agustín)


La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco
(Platón )


La esperanza es un estimulante vital muy superior a la suerte.
(Nietzsche, Friedrich W )


Si das pescado a un hombre hambriento lo nutres durante una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida.
(Lao Tsé)


Lo peor que hacen los malos es obligarnos a dudar de los buenos
(Benavente, Jacinto )


No hagas a los otros lo que no te gustaría que te hicieran a ti
(Confucio ) 



 Aprende a vivir y sabrás morir bien. 
(Confucio)


No hay caminos para la paz; la paz es el camino. 
(Mahatma Gandhi)


El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos, los caballos.  
(Platón)


Pensar es el trabajo más difícil que existe. Quizá sea ésta la razón por la que haya pocas personas que lo practiquen. 
(Henry Ford)


Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres.
(Mahatma Gandhi)


Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos
(Borges, Jorge Luis )


El hombre que se levanta es aún más grande que el que no ha caído
(Arenal, Concepción )


El amor es Física, el matrimonio Química. 
(Alejandro Dumas)


Sólo puede ser feliz siempre el que sepa ser feliz con todo
(Confucio )


Lo que importa verdaderamente en la vida no son los objetivos que nos marcamos, sino los caminos que seguimos para lograrlo.  
(Peter Bamm)



El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo.
(Albert Camus)



Queremos ser más felices que los demás, y eso es dificilísimo, porque siempre les imaginamos mucho más felices de lo que son en realidad
(Montesquieu )



La pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla.
(Benjamin Franklin)


El nacimiento y la muerte no son dos estados distintos, sino dos aspectos del mismo estado
(Mahatma Gandhi)



La riqueza es como el agua salada; cuanto más se bebe, más sed da.
(Arthur Schopenhauer)



Cumplamos la tarea de vivir de tal modo que cuando muramos, incluso el de la funeraria lo sienta
(Twain, Mark )


El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarle, se sabe el valor que tiene
(Sócrates )



El saber y la razón hablan, la ignorancia y el error gritan.
(Graf, Arthur)


Nunca es igual saber la verdad sobre uno mismo que tener que escucharla por otro.
(Aldous Huxley)


Mejor es morir de una vez que vivir temiendo la vida. 
(Esopo)



La probeza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos
(Platón ) COM
COMPARTELORTELO

Somos Lo Que Pensamos

Aquello que nos decimos a nosotros mismos afecta radicalmente la calidad de nuestras vidas y nuestra habilidad para hacer cosas efectivamente.

Maneje el Strés

EL ESTRÉS

¿Estrés? ¿Demasiada tensión? ¿Se siente abrumado? ¿Usted siente a veces que tiene demasiado en que pensar? ¿Esto lo pone cansado, irritable o hasta deprimido? ¿Qué puede hacer para controlar el estrés?...
La gente va raramente al doctor a decir "Pienso que estoy estresado", sinembargo, los institutos nacionales de la salud dicen que el 80% de enfermedades son causadas por el estrés directamente o indirectamente. Las hormonas, tales como la adrenalina, son lanzadas en la sangre cuando usted está tensionado. Esto causa una subida en la presión arterial, aumento de los latidos del corazón y del ritmo respiratorio y una conversión más rápida del glicógeno en glucosa. Estas son cosas buenas si usted necesita escapar del ataque de un animal salvaje -por ejemplo-, pero cuando estos efectos son prolongados, el sistema inmunológico se deprime, y el cuerpo sufre otros cambios negativos.
Los efectos comunes del estrés prolongado incluyen fatiga, dolor en los músculos y las articulaciones, dolor de cabeza, confusión mental, depresión, ansiedad, e irritabilidad. Las reacciones a la tensión hacen que su cuerpo utilice demasiada energía, que puede dar lugar a la debilidad física y mental.
Manejo del Estrés con Meditación
Años atrás en la Universidad de Stanford, fue hecho un análisis de 146 estudios sobre la meditación. La conclusión fue que la meditación no sólo era beneficiosa a la hora de prácticarla sino que redujo perceptiblemente la ansiedad como rasgo del carácter.
El fondo del asunto es que el estrés es un asesino, y que la meditación puede ayudarle realmente a defenderse. La meditación tradicional puede tener efectos más beneficiosos, pero quizá usted no dispone de tiempo, o no está seguro de querer aprender a meditar. En ese caso, hay dos técnicas simples que usted puede aprender en algunos minutos y empezarlas a usar desde hoy.
La primera es una meditación de respiración. Cierre los ojos, deje que la tensión se escurra por sus músculos, aclare su mente (en la medida de lo posible) y respire profundamente a través de su nariz, prestando atención a su respiración. A medida que los pensamientos o las sensaciones regresen, reconózcalos y vuelva a enfocar su atención en la respiración, como entra y sale el aire. Haga esto por cinco o diez minutos.
Para utilizar la segunda técnica, pare lo que sea que esté haciendo cuando se sienta tensionado, y respire tres veces profundamente. Obsérvese hasta que identifique qué le está incomodando. ¿Está preocupado por algo? ¿Hay alguna carta que necesita escribir? ¿Quizá su cuello está adolorido?. Note todo lo que usted encuentra.
Ahora trate de resolver esos factores que alimentan su estrés. Escriba la carta que está en su mente, tome una aspirina, o coloque cosas en su lista para mañana si reconoce que no hay nada que pueda hacer ahora. Con la práctica usted se volverá mejor en encontrar conscientemente que está irritándolo bajo la superficie. Después de que localice estas cosas, cierre sus ojos, tome tres respiraciones profundas, y se sentirá más relajado y capaz de pensar claramente. Usted puede controlar el estrés y usted puede combatir el estrés. Ahora inténtelo.
Fuente : Tù superaciòn personal
COMPARTELO

Fortalecer la Voluntad

TÉCNICAS PARA FORTALECER LA VOLUNTAD:

- Crear buenos hábitos: Admitir conscientemente que si bien es cierto hay muchas cosas que nos agradarían hacer todo el tiempo, pues no debemos hacerlas porque son nocivas para la saluda física y mental. Por lo tanto si rutinariamente dejamos de dormir demasiado, o de andar comiendo a cada rato o de tirarnos a ver la tele por horas sin fin, entonces iremos creando buenos hábitos que vencerán apetencias dañinas.
- Establecer prioridades: sientate un momento y piensa sobre tus prioridades. Luego haz una lista de ellas en orden de relevancia, es decir, en los primeros lugares aquello que consideras más importante o que necesita tu atención inmediata. Esta lista te ayudará a cumplir metas, te permitirá empezar y terminar a tiempo algún trabajo o tarea pendiente. Organizar tus prioridades va a enfocarte en aquello sólido que necesita ser cumplido para poder crecer como ser social y como individuo.
- Desarrollar conocimientos: Abre tu mente, infórmate, estudia. Lee y piensa en nuevas ideas; analiza y pon en práctica el nuevo conocimiento; descubre a través de la lectura y el razonamiento medios para desempeñar mejor tu trabajo, medios para ser un mejor padre o madre, para ser un mejor hijo o hija, esposo o esposa, amigo, maestro, empleado, estudiante, etc. Solo mediante la educación -ya sea formal o autodidáctica- vas a lograr y obtener una vida más segura en los aspectos emocial y económicos; una vida con mayores momentos de felicidad.
Nada se cultiva por sí solo, ya el verbo mismo "cultivar", implica trabajo, esfuerzo, dedicación, y constancia. Una voluntad cultivada es una voluntad fortalecida, es el escudo que nos protege de los vicios, las dependencias, la perdida de la dignidad, la vagancia, las malas costumbres y hasta de lo inmoral.
Fuente Crecimiento Personal

Pensamientos de Superación Personal


Pensamientos de superación personal y reflexiones de superación personal son capaces de inspirarnos, de instruirnos, de guiarnos. Aquí te ofrezco un conjunto de pensamientos que pertenecen a maestros universales; estoy seguro que al leerlos iluminarán tu día y tu camino.


Aunque la tormenta sea muy larga,
el sol siempre volverá a brillar entre las nubes.
(Khalil Gibran)


Aquello que embellece al desierto
es que en alguna parte esconde un pozo de agua.
(Antoine de Saint-Exupery)


Donde una puerta se cierra, otra se abre.
(Miguel de Cervantes)


Albergar la ira es como agarrar un carbón hirviendo con la intención
de lanzárselo a alguien. Es uno mismo el que termina quemándose.
(Buddha)

Aquel que vive de esperanzas corre el riesgo de morirse de hambre.
(Benjamin Franklin)


De que le sirve a un hombre haber conquistado el mundo entero,
si ha perdido su alma.
(Jesus Christ)


El que busca un amigo sin defectos se queda sin amigos.
(Proverbio)


La mente crea el abismo y el corazón lo cruza.
(Sri Nisargadatta)


Es inútil volver sobre lo que ha sido y ya no es.
(Frédéric Chopin)


Hay algo más importante que la lógica: la imaginación.
(Alfred Hitchcock)


La gota abre la piedra, no por su fuerza sino por su constancia.
(Ovidio)

Si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento, se hará inteligente; y aunque sea débil se transformará en fuerte.
(Leonardo Da Vinci)


La reconciliación es entender ambas partes;
es ir hacia un lado y describir el sufrimiento de la otra parte;
entonces, ir hacia el otro lado y describir el sufrimiento de la primera.
(Thich Nhat Hahn)


Aquello que es obvio, no es necesario que sea explicado.
(Proverbio)

Lo que un hombre piensa de sí mismo, es lo que determina,
o más bien indica, su destino.

(Henry David Thoreau)
COMPARTELO

Utilidad del Marketing

Nos encontramos en el siglo XXI y parece que desarrollar en nuestro país una política de marketing es una labor normal y sencilla, a tenor de las veces que la palabra es utilizada por las empresas y medios de comunicación; la realidad nos demuestra lo contrario, imprimir una dinámica de marketing encuentra un fuerte rechazo en muchas empresas, especialmente en determinados colectivos muy importantes.
A pesar de estas barreras de implementación, se puede decir que el mercado ya no es lo que era, está cambiando y evolucionando de manera muy rápida, motivado principalmente por la coyuntura económica, la presión de las diferentes fuerzas sociales, avances tecnológicos y globalización, los cuales crean nuevos comportamientos y retos que sólo desde una óptica de marketing encontrarán respuestas satisfactorias.
Cuando en EE UU, cuna del marketing, basan principalmente su elevada competitividad en el desarrollo continuo de nuevas estrategias de marketing, nosotros nos estamos cuestionando aún la utilidad de las mismas, llegándose a tildar de ser poco éticas y contribuir únicamente a crear necesidades innecesarias, manipular a los consumidores, es decir, envolver un nada en un papel bonito y venderlo muy caro.
Durante mucho tiempo he tenido que escuchar y leer cómo, de manera fácil y a veces inconsciente, se criticaban las bondades del marketing, sin saber muy bien qué se cuestionaba. Se habla de las «argucias» del marketing sin saber su verdadero y profundo significado. Es muy fácil meter en el «saco común» del marketing acciones aisladas de ventas, publicidad y promociones e identificarlas con un plan estratégico de marketing y ello da pie a que «plumas fáciles» en la crítica se afanen en demostrarnos «cómo engaña el marketing» sin saber cuál es la función real de aquello a lo que atacan.
Y es que seguimos defendiendo que todo el mundo habla de marketing, pero son muy pocos los que de verdad saben de su verdadero significado y menos aún los que lo aplican de forma profesional. El marketing no es para engañar, sino para ayudar; no es un sortilegio, sino una serie de herramientas de trabajo; no hace milagros, sino que marca las directrices para realizar un trabajo duro y consciente, etc.
Como he dicho anteriormente, la dinámica de nuestra vida cambia vertiginosamente y, con ello, las necesidades y deseos de las personas que, en muchas ocasiones, casi no tienen tiempo de pararse a pensar en lo que realmente quieren o les conviene. Esta creciente evolución nos obliga a dar respuestas satisfactorias a las demandas del mercado en cada momento. Los estrategas del marketing analizamos cuidadosamente lo que de verdad necesita el mercado y actuamos en consecuencia, marcando los cimientos de una relación beneficiosa y satisfactoria a corto, medio y largo plazo.
El marketing ha sido en nuestro país, hasta la fecha, el gran desconocido; ha sido utilizado y manipulado, pero raramente se ha aplicado de forma global y estratégica. En el nuevo milenio el marketing ha tomado casi de manera automática el protagonismo de la situación y se le hará justicia. Es el momento del marketing, de los estrategas. El mercado demanda ya profesionales cualificados que, partiendo de la realidad, sepan dar respuestas satisfactorias al mercado y, por ende, incrementar la rentabilidad de las empresas.
Fuente : Marketing XXI.COM
COMPARTELO

Archivos del blog

derecho registrado

Licencia de Creative Commons .
planetaperu.pe
estamos en

Compartir

Maps

BLOG DE CESAR ZURITA CH PROTEGIDO CON LICENCIAS

MyFreeCopyright.com Registered & Protected